Trébol de madera: cita nº 7

Hoy continuamos con la serie de trece citas de Trébol de madera, segundo volumen de Ciudad Fortuna. Estas citas se intercalan con otras entradas sobre personajes, temas y demás claves de la historia. La cita de hoy corresponde al quinto capítulo, Círculo o espiral. Y recuerda que ya puedes encontrar Trébol de madera tanto en papel como en kindle. ¡Os espero!

 

Share Button

Recuerda a Ricardo Varone

Ciudad Fortuna es un mundo entero, un universo lleno de personajes, donde todos son importantes. En Trébol de madera, aunque sigue habiendo un personaje principal claro, el protagonismo está más repartido. Hoy, continuamos y recordamos a Ricardo Varone.

[Alerta spoilers: el texto puede contener detalles argumentales de Dados de cristal].

Recuerda a Ricardo Varone. Es el alcalde de Ciudad Fortuna, un político imbatible, que gobierna la ciudad desde hace más de diez años. Todos le conocen. Sabe mover los hilos con mucha habilidad. Tiene muy claras sus ambiciones y nadie se interpondrá en ellas.

En Dados de cristal, en el otoño de 2013, Ricardo tiene dos objetivos: ganar sus cuartas elecciones consecutivas como alcalde de Ciudad Fortuna y derrocar a Ismael Wagner en la Organización Heptágono. Como siempre, consigue ambos fines, traspasando para ello límites letales. Cuando descubre que su única hija, su amada Lara, se ha enamorado de un gafe, Alexander Berkel, monta en cólera y trata por todos los medios de separarla de él. Trama un arriesgadísimo plan para separarla, pero la mala fortuna le salpicará.

En Trébol de madera, en el verano de 2014, Ricardo intenta llenar el vacío que hay en su vida con nuevas ambiciones. Mientras utiliza el gobierno de la Organización Heptágono para sus propios intereses, se marca un nuevo y elevado objetivo en el campo político. Y, entretanto, se obsesiona con encontrar a Alexander Berkel y hacerle pagar por todo el daño y el infortunio que le ha sobrevenido. No descansará en su venganza.

Junto a Ricardo, encontramos a la graciosa perrita Nizza, una boloñesa de pelo blanco y adorable actitud, el mayor recuerdo de Lara que todavía pervive en casa de los Varone.

Vuelve a Ciudad Fortuna, estimado lector, y sigue a Ricardo en su ambición y venganza.

 

Share Button

Trébol de madera: cita nº 6

Hoy continuamos con la serie de trece citas de Trébol de madera, segundo volumen de Ciudad Fortuna. Estas citas se intercalan con otras entradas sobre personajes, temas y demás claves de la historia. La cita de hoy corresponde al cuarto capítulo, Siervos de la ventura. Y recuerda que ya puedes encontrar Trébol de madera tanto en papel como en kindle. ¡Os espero!

 

Share Button

Conoce a Joseph Klausmann

Ciudad Fortuna es un mundo entero, un universo lleno de personajes, donde todos son importantes. En Trébol de madera, aunque sigue habiendo un personaje principal claro, el protagonismo es más plural. Hoy, continuamos y conocemos a Joseph Klausmann.

[Alerta spoilers: el texto puede contener detalles argumentales de Dados de cristal].

Conoce a Joseph Klausmann. Es alguien introvertido, portador de secretos y cargado con un largo pasado. Siempre le verás acompañado de una libreta. Es asiduo a las notas y listas. Enumera sus tareas pendientes. Su psique es obsesiva y meticulosa. No le gusta dejar las cosas a medias. De vez en cuando, escribe en su viejo diario. Hace tiempo que abrazó la soledad. Es escrupuloso e insociable. Lo conociste en Dados de cristal, aunque tal vez no te fijaras mucho en él. Lo conocerás mucho mejor en Trébol de madera.

En Dados de cristal, en el otoño de 2013, Joseph es un científico de carrera poco vistosa y actividad desapercibida. Pertenece a la polémica familia Klausmann, salpicada por el fanatismo de la eugenesia. Interviene para tratar de frenar los desvaríos de su sobrina, Vera, si bien oculta cuáles son sus verdaderas intenciones.

En Trébol de madera, en el verano de 2014, Joseph ha dejado atrás la apatía vital que le poseía. Tiene un propósito. Alguien especial ha hecho nacer un anhelo en él. Retoma lo que Vera inició con el “azafrán”. Va a corregir la suerte de los desafortunados. Y nada, absolutamente nada, detendrá sus planes.

Junto a Joseph, también vamos a conocer a Sigfrido, el alegre jilguero que, con su canto, acompaña su solitaria y hasta ahora apática existencia, y único testigo de sus secretos.

Vuelve a Ciudad Fortuna, estimado lector, y descubre el porqué del empeño de Joseph.

 

Share Button
1 2 3 4 37