Conoce a Adolph Klausmann

Ciudad Fortuna es un universo lleno de personajes dispares. En Destellos de oscuridad, esta constelación sin fin de personajes continúa expendiéndose. Hoy vamos a conocer a un hombre muy importante, custodio de respuestas cruciales. Él es Adolph Klausmann.

[Alerta spoilers: el texto puede desvelar detalles argumentales de libros anteriores].

Conoce a Adolph Klausmann. Es un hombre de sesenta y seis años a quien no se olvida después de verlo. Camina ayudado de un bastón, ya que se quedó cojo hace años. Este detalle, unido a su cabello cano y a su figura esquelética, puede hacerle parecer alguien enclenque, pero nada más lejos de la realidad. Adolph es un hombre severo, temido por aquellos que le conocen. Detesta a los pusilánimes y a los mediocres. No tiene piedad ni miramientos. Y hace mucho tiempo que pretende gobernar la fortuna a su antojo.

En Trébol de madera, Adolph financia la empresa de su hermano Joseph y se encuentra con Selena Myers en cierta finca abandonada (donde Alexander Berkel creció).

En Destellos de oscuridad, Adolph se traslada a vivir a Ciudad Fortuna para supervisar la mayor empresa de su vida; quizás, aquella con la que conquiste sus más viles anhelos. Acaba de sufrir una pérdida irreparable y está colmado de ira por ello. Esta vez, nada va a detenerle. Como si de una enorme partida de ajedrez se tratara, donde se enfrentan la fortuna y él (¿o Alexander y él?), ha dispuesto una serie de piezas por toda la ciudad, y se está preparando para ejecutar el mayor ataque de todos…, tal vez, el jaque mate.

Junto a Adolph, correteando o dormitando por su apacible casa, está el hurón Wotan, la única presencia que este hombre sombrío y tétrico es capaz de tolerar.

¡Ciudad Fortuna se va a lo oscuro! Esto es Destellos de oscuridad.

 

Share Button

Acompaña a Luka Miller

Ciudad Fortuna es un universo lleno de personajes dispares. En Destellos de oscuridad, las sombras envuelven la ciudad y la soledad marca a sus habitantes, necesitados como nunca de guía y compañía. Por eso, hoy te invito a acompañar a Luka Miller.

[Alerta spoilers: el texto puede desvelar detalles argumentales de libros anteriores].

Luka Miller es un buen hombre, definido por la lealtad a su familia, un clan en el que el poder de la clarividencia de la suerte ha saltado entre generaciones. Hizo una promesa que no olvida, aunque no ha cumplido. Y añora su única amistad verdadera.

En Dados de cristal y Trébol de madera, Luka conoce a Alexander Berkel de una manera en apariencia casual. En realidad, su abuela Betina, una clarividente de la suerte, predijo ese encuentro, y Luka le prometió que siempre ayudaría a Alexander. Luka se convierte en el primer amigo auténtico de Alexander y le ayuda muchas veces, a pesar de que con ello incomoda a Clarisa, su esposa, quien teme por la seguridad de su familia. Asimismo, cuando Betina fallece, el hijo de Luka, Marko, hereda el don de la clarividencia.

En Destellos de oscuridad, Luka echa de menos a Alexander, quien se ha distanciado de sus allegados para no perjudicarles más. En el fondo, Alexander también fue un primer amigo auténtico para Luka. Una llamada inesperada provocará que Luka y Alexander se reencuentren. Y, más tarde, el joven descubrirá un modo de retomar la promesa que le hizo a su abuela y ayudar a Alexander, aunque para ello deba mentir a su esposa.

Junto a Luka y su familia, nadando en multitud de direcciones dentro del acuario, están los peces de colores de la difunta Betina, el mejor recuerdo de la anciana que guardan.

¡Ciudad Fortuna se va a lo oscuro! Esto es Destellos de oscuridad.

 

Share Button

Acompaña a Irene Berkel

Ciudad Fortuna es un universo lleno de personajes dispares. En Destellos de oscuridad, las sombras envuelven la ciudad y la soledad marca a sus habitantes, necesitados como nunca de guía y compañía. Por eso, hoy te invito a acompañar a Irene Berkel.

[Alerta spoilers: el texto puede desvelar detalles argumentales de libros anteriores].

Irene Berkel es la hermana pequeña que siempre ha ejercido como la mayor. Pese a que su apariencia es fuerte, oculta debilidades, tentaciones que ya la llevaron por el camino equivocado en el pasado. Ahora ha vuelto a caer. Y nunca había estado tan sola.

En Dados de cristal y Trébol de madera, Irene ayuda a Alexander en todas sus aventuras y juega un papel crucial para resolver algunos misterios. Ella es la principal compañía de su hermano. Sin embargo, a medida que las circunstancias de Alexander se vuelven más sombrías, Irene ve cómo la malaventura de su hermano la alcanza también. Después de vivir algunas situaciones complicadas, Irene decide distanciarse de él, e iniciar una vida distinta que, aunque ella se empeñe en no reconocerlo, tal vez sea un mero engaño.

En Destellos de oscuridad, Irene cree tener una vida mejor, pero en realidad ha vuelto a caer en la trampa de la dependencia. Es adicta a las drogas de diseño que circulan por la ciudad. Aunque no tardará en darse cuenta de que la existencia que la rodea no es sino una quimera, donde además ha sido traicionada por alguien muy cercano, quizás ya sea demasiado tarde para salir de la espiral de perdición en la que ella sola se ha metido.

Junto a Irene, correteando veloz por todo el piso, dentro de su esfera transparente, está su hámster, Sam, el bichillo peludo que le recuerda la realidad en la que solía vivir.

¡Ciudad Fortuna se va a lo oscuro! Esto es Destellos de oscuridad.

 

Share Button

Acompaña a Selena Myers

Ciudad Fortuna es un universo lleno de personajes dispares. En Destellos de oscuridad, las sombras envuelven la ciudad y la soledad marca a sus habitantes, necesitados como nunca de guía y compañía. Por eso, hoy te invito a acompañar a Selena Myers.

[Alerta spoilers: el texto puede desvelar detalles argumentales de libros anteriores].

Selena Myers es una mujer de apariencia estoica, aunque enigmática y ambivalente en su interior. Posee dos caras, como si de una moneda se tratara. Persigue sus ambiciones con tesón, pero oculta las heridas provocadas por los secretos de su pasado.

En Dados de cristal y Trébol de madera, Selena encarna a la Organización Heptágono en sus tratos con Alexander Berkel. Pronto, ambos ceden a una atracción física mutua, y Selena se sorprende enganchada a alguien tan poco aconsejable como un gafe, algo que no tarda en írsele de las manos. Cuando Alexander huye de la justicia, ella enreda para mantenerle bajo su influencia. Entretanto, establece alianzas en la Organización con el fin de ascender en ella, hasta que cierto contratiempo trastoca sus planes.

En Destellos de oscuridad, Selena ha regresado a la ciudad después de una ausencia que se prolongó más de lo esperado. Ha vuelto, además, con un nuevo secreto que procura proteger por todos los medios. Ahora, es la mujer que gobierna Heptágono. Desde esta nueva posición, las posibilidades de dominio son ingentes. Sin embargo, puede que los errores cometidos en el pasado retornen para descalabrar estos triunfos.

Junto a Selena, tal vez observándola desde una esquina de su casa, está Sibylle, la gata blanquinegra que vive con ella; quizás, la mayor conocedora de sus secretos.

¡Ciudad Fortuna se va a lo oscuro! Esto es Destellos de oscuridad.

 

Share Button

Acompaña a Alexander Berkel

Ciudad Fortuna es un universo lleno de personajes dispares. En Destellos de oscuridad, las sombras envuelven la ciudad y la soledad marca a sus habitantes, necesitados como nunca de guía y compañía. Por eso, hoy te invito a acompañar a Alexander Berkel.

[Alerta spoilers: el texto puede desvelar detalles argumentales de libros anteriores].

Alexander Berkel es el principal protagonista de esta enorme historia. Encarna la peor maldición imaginable en un mundo gobernado por la suerte: ser gafe. Los malos golpes de la ventura han hecho de él alguien cada vez más sombrío, solitario y taciturno.

En Dados de cristal y Trébol de madera, la intrigante Organización Heptágono contacta con Alexander para ofrecerle un trato que no puede rechazar: resolver el llamado “caso azafrán” a cambio de revelarle la identidad de su familia biológica, que le abandonó. La investigación del caso cambia su vida para siempre. Y una trampa inesperada le obliga a convertirse en un fugitivo. Mientras procura aclarar su inocencia y sigue las pistas de su identidad, decide alejarse de aquellos a quienes aprecia por temor a perjudicarles.

En Destellos de oscuridad, Alexander continúa huido de la justicia. Solo se relaciona con un joven gafe, a quien acepta como su aprendiz. Sus precarias circunstancias le llevan a relacionarse con una peligrosa trama criminal. Y, ahora que ha descubierto la verdadera identidad de su familia, cierta promesa pendiente y el juego de la ventura le brindan la oportunidad de descubrir respuestas acerca de su infancia que siempre anheló.

Junto a Alexander, tal vez agazapado en algún rincón, siempre está Trece, el gato negro que ha robado su corazón y, en realidad, el mejor compañero que pueda tener.

¡Ciudad Fortuna se va a lo oscuro! Esto es Destellos de oscuridad.

 

Share Button