Conoce a Alexander Berkel

20150323Conoceaalexanderberkel

Te presento a Alexander Berkel. No tardarás en comprender que no es alguien normal. Unos le rechazan porque piensan que es un tarado o un maldito. Muchos le rehúyen, si bien no conocen la razón exacta de tan inevitable ojeriza. Incluso Alexander reniega de una parte fundamental de sí mismo, de la condición esencial que le marca. Pues, en un mundo gobernado por la suerte, él ha recibido la peor de las lacras: ser gafe.

Alexander Berkel es un hombre solitario y taciturno. La mala suerte define su porvenir. Su condición, aparte del infortunio para sí mismo, implica el riesgo de poder perjudicar a las personas próximas a él. Por ello, se ha acostumbrado a estar solo; a no necesitar la compañía de nadie; y a caminar por las interminables calles de Ciudad Fortuna, bañado por el mágico brillo de una Luna tan solitaria como él mismo.

Alexander sufre muchas carencias, aparte de las sociales y emocionales. Hay lagunas en su memoria. Creció en un orfanato. No recuerda a su familia de origen, ni sabe quiénes fueron. Tan solo conserva una seria de imágenes e instantes deslumbrantes.

A los doce años, fue adoptado por otro gafe, Héctor. Este le dio su cariño, su apellido y una familia, ya que Héctor era padre de una hija natural, Irene. En el año 2007, los tres se mudaron a Ciudad Fortuna, un lugar del cual, desde ese momento, jamás han vuelto a salir. En 2008, Héctor falleció en extrañas circunstancias.

En 2013, Alexander recibe un singular encargo por parte de una misteriosa institución clandestina que vigila la suerte: desenmascarar a los responsables de las muertes que se están produciendo en la ciudad. A cambio, le ofrecen algo que él no puede declinar: la identidad de su familia biológica.

En esta misión, Alexander, pese a su obsesiva introversión, hallará aliados y enemigos. Y encontrará a un inesperado colega felino: un gato, su nueva mascota. ¿Le acompañarás tú también? ¡Resolvamos el misterio!

 

Share Button

3 comentarios

  1. Ángel dice:

    ¡Desde luego, en un mundo gobernado por la suerte, ser gafe ya es el colmo!

  2. Alicia dice:

    Va tomando forma. Jijiji

  3. ¡Gracias por los comentarios! Atentos a los nuevos avaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *