¡Muchas gracias a tod@s!

Parece mucho menos tiempo, pero, en realidad, apenas han transcurrido cinco meses desde que este blog vio la luz. A lo largo de este casi medio año, he dado a conocer mis primeros escritos, he compartido visiones con personas conocidas y desconocidas, y, sobre todo, he logrado publicar mi primera novela, El triángulo escaleno, sobre la que puedes conocer todos sus detalles gracias a este espacio.

Ha llegado el momento de dedicar unos minutos, unos imprescindibles e importantes párrafos, a darle las gracias a todos los que, de una manera u otra, me han ayudado y acompañado en esta travesía que espero que dure mucho.

No recuerdo cuándo fue la primera vez que ideé una historia. Ya dije que mi mente nunca deja de imaginar. Las historias me han apasionado siempre: desde las escritas en los libros, hasta las contadas en la televisión o el cine. Pero compartir aquello que yo creaba era distinto, algo que me costaba. En ese sentido, tengo que reconocerle su acompañamiento a mis padres, mi familia, mis amigos y a Ángel.

Convertir aquellos cientos de páginas que eran El triángulo escaleno en un libro real, tanto impreso como electrónico, fue una labor ardua, con retos añadidos por el hecho de ser una obra editada por mí mismo. En este proceso, aparte de mis padres y Ángel, fue una parte fundamental, sin la cual el resultado no hubiera sido tan satisfactorio, el trabajo y el consejo eficaz, constante y entregado de Pilar Lahuerta.

La novela ha llegado a los lectores de distintas maneras. Los actos en vivo han sido emocionantes. La presentación de diciembre fue todo un éxito gracias a La Espiral Cultural y la inestimable colaboración de Daniel Moreno y Luis Henares. Asimismo, el encuentro de enero resultó agradable e interesante gracias a Carmen Serrano y la Biblioteca de Ontígola. Igualmente, estoy muy orgulloso del eco que se han hecho varios medios de comunicación respecto a la publicación de la obra. He de mencionar el apoyo de Juanma González y de Paula Mayoral. También, he conocido a dos amigos escritores (cuyas novelas también recomiendo encarecidamente), que han accedido a colaborar conmigo. Se trata de los geniales Ana Bolox y Luis A. Santamaría.

Pero, sin duda, a quienes más debo darles las gracias es a todas las personas que han confiado en mí, han adquirido la novela y se han convertido en aquello que define a un escritor: en mis lectores. Y estoy encantado de contar con cada vez más seguidores en Twitter y Facebook, dos entornos donde me entretiene y enriquece compartir.

¡Espero no olvidar a nadie! En cualquier caso, El triángulo escaleno, como el trabajo del blog, continúa. Pronto habrá nuevos eventos a los que estaréis invitados. Durante unas semanas, la actividad en el blog se ralentizará momentáneamente. Pero hay una nueva historia, impaciente por aparecer, que introduciré dentro de muy, muy poco…

¡Os espero!

 

Share Button

2 comentarios

  1. Ana Bolox dice:

    Muchísimas gracias por tu comentario, David.

    Eres muy generoso y esta entrada lo demuestra.

    Felicidades por tu libro, al que deseo grandes éxitos, y mucho ánimo para seguir trabajando por él. Desde “Detrás de un escrito” y las RRSS, seguiré apoyándote 🙂

    Un abrazo y feliz fin de semana.

  2. Muchísimas gracias a ti, Ana, porque eres un gran ejemplo de colaboración y generosidad en la autoedición y en las RRSS. El blog espera tus próximas palabras sobre tu primera novela (que desde aquí recomiendo una vez más a todo el mundo).

    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *